Articulos Gratis

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

maestria en educacion, ramon gallegos y los educadores holistas

E-mail Imprimir PDF
Otra necesidad en nuestra sociedad mundial es aprender a vivir en paz, y por supuesto que se hace evidente no solo en nuestra juventud, en el transitar de los pasillos de nuestra institución con todo el personal esta presente, pero donde trato de enfocarme es con los alumnos dentro del aula. La agresividad y la falta de tolerancia entre ellos, esa es la violencia directa real, la cual es la que afecta mas al ser humano, ser golpeado, herido, transgredido, humillado.

Esta maestría en Educación Holista me ha dado la oportunidad de conocer  el recto camino que debemos trazar en la vida al andar, con nuestras acciones y que irremediablemente nos conduce a la verdad. Por supuesto que hoy vivo convencido con esta filosofía, que día a día trato de incluir mi vida en ella, también esta claro que no quedará solo como una intención, debemos romper la inercia del cúmulo de conocimiento, la especulación de teorías será una característica del pasado, sencillamente el Ser será el único que dará luz a los principios, que como consecuencia terminaran en bondadosos resultados. Una situación desoladora es la que experimentan muchos compañeros al dejar el nuevo conocimiento adquirido, tan solo como teorías de innovación, sin resultados satisfactorios para el mismo o los demás, podríamos llamarle teoría muerta, esfuerzo perdido.

Observamos que la tarea es y seguirá siendo ardua, pero tenemos la firme convicción de llevarla a cabo, para lograrlo tenemos que empezar por nosotros mismos con nuestra espiritualidad. Ahora que lo menciono, observo que el haber estado en contacto con esta filosofía durante estos dos años y con la sabia supervisión de nuestro guía el Dr. Ramón Gallegos, me doy cuenta que he muerto; siento que murió en mi una parte que no sabia vivir, una parte que matizaba el sufrimiento en toda la historia de mi vida, claro es, son las consecuencias, cuando el ser humano no conoce las bondades de estar en armonía con la totalidad generando sentido de vida. Y como consecuencia sufría e indirectamente hacia sufrir a los demás, en todas las esferas en donde me relacionaba.

Recuerdo la anécdota cuando un alumno manifestaba que en su hogar no se le permitía ser feliz, al inicio me impacte porque este ser humano lo exteriorizara con enorme dolor en su semblante y denotaba que estaba al borde de la desesperación, días después me puse en contacto con el para poder platicar y ayudarlo dentro de mis posibilidades con apoyo de la filosofía de Buda. Sin embargo no solo he tenido contacto con ese alumno, me parece que es el inicio de actividades extracurriculares que no tenía contempladas en mi quehacer docente; es  abundante el regocijo que se experimenta cuando los jóvenes se cercan, ya sea solo para intercambiar un saludo, tal vez para platicar la anécdota del fin de semana, problemática que tienen en alguna materia o sencillamente compartir la alegría de una broma en el grupo de jóvenes. Con otros muchachos que no coincidimos en tiempo y lugar porque se van trasladando de un semestre a otro, cuando nos encontramos en los pasillos nos saludamos como buenos camaradas, algunos otros gustan hacerme visitas informales en mi oficina, en donde los recibo con mucho gusto, o para tratar un asunto escolar relacionado a la asesoría de un proyecto de alguna materia. Este es uno de los cambios que observo en mi transitar dentro de la maestría de Educación Holista, aparentemente para mi, todo transcurría dentro de la normalidad, pero los jóvenes que son sensibles, nos dan un parámetro de aceptación, que no tan fácil lo otorgan, por  algunas decepciones que han sufrido con algunos docentes dentro de las aulas.

Otra necesidad en nuestra sociedad mundial es aprender a vivir en paz, y por supuesto que se hace evidente no solo en nuestra juventud, en el transitar de los pasillos de nuestra institución con todo el personal esta presente, pero donde trato de enfocarme es con los alumnos dentro del aula. La agresividad y la falta de tolerancia entre ellos, esa es la violencia directa real, la cual es la que afecta mas al ser humano, ser golpeado, herido, transgredido, humillado. También en esta actividad pongo todo mi empeño para que los jóvenes hagan un alto y observen sus actos, muchos de ellos quedan sorprendidos con los resultados. Esta situación la complementa negativamente la violencia cultural y la violencia estructural. Esto implica que la paz debe construirse en la cultura y en la estructura y no solo en la mente humana. Compartiendo ese punto de vista a mis alumnos nos damos cuenta que la paz que perseguimos no es solamente la ausencia de guerra sino una paz interior para la cual debemos prepararnos nosotros mismos, llena de respeto y valores dentro de la humanidad.

Considero que todos estos cambios, se han presentado gracias al comienzo del desarrollo de una inteligencia espiritual y al amor universal. Compruebo que mi Ser estaba totalmente poseído en una cárcel de una mente condicionada, ahora ya se existe la esperanza de salir avante en ese plan; esa era una de las causas que me provocaba una visión borrosa y no podía verlo de esta manera, siento que ahora tengo la capacidad de vivirlo intensamente, recordemos que el amor es la esencia en la espiritualidad y con esta nos sentimos relacionados con la totalidad del Kosmos reverenciando lo sagrado. Además sigo aferrado al camino de la búsqueda, para lograr una visión unitiva en donde no tenga cabida la dualidad. A pesar de las deficiencias con mi percepción de la realidad, creo que dentro de mis pequeños logros, si me he percatado que todos estamos relacionados con todo, ya vislumbro que con pensamiento palabra u obra que dañe a los demás, me daño a mi mismo. Gracias a las pequeñas experiencias que obtengo con el ojo de la contemplación, me otorgan la entereza  para darme cuenta. Para los hombres comunes como yo, es avanzar un pequeño peldaño dentro de mi espiritualidad, para la humanidad, este logro tendrá una repercusión positiva con todo. El llamado hombre condicionado que siempre ha permanecido conmigo a lo largo de toda mi vida, quiere sobrevivir en cada momento que vislumbra una oportunidad para poder hacerlo, como consecuencia, no permite una visión plena. Es uno de los primeros muros que tengo que sortear, y seguiré intentándolo, para proseguir en mi camino en la búsqueda de la totalidad del Kosmos.

Casi tan fascinantes eran los logros como los descalabros, a  lo largo del camino de este proceso, y desconozco como, cuando y donde lo tengo que hacer, pero ya existe la certeza que se va hacer. En conjunto todos estos atributos lo experimento cuando algún auto repleto de jóvenes con un sonido estridente, se les ocurre transitar por la calle donde se encuentra ubicada mi casa, por la madrugada cuando buscamos un descanso por un arduo día de actividades. Otras veces un alumno intransigente trata de obtener algo con prepotencia, injurias, amenazas, etc. sin importarle el precio que se tenga que pagar por sus acciones, porque directa o indirectamente afecta los intereses de todo el grupo. Cuando se presentaba una situación de esa índole en mi grupo, por lo general me veía envuelto en la problemática, y me lograba alterar anímicamente. Sin embargo con un nivel de conciencia más profundo, hago uso de la empatía, la tolerancia y de sobremanera el amor y la compasión, logro dar un abrazo total al joven, y consigo comprender con ecuanimidad la situación, y obtener el mejor resultado para todos, posteriormente el muchacho recapacita y entra en sincronía con su grupo, es sorprendente los cambios que podemos lograr, que anteriormente considerábamos improbables.  Si vislumbramos que el estar concientes en el aquí y en el ahora, podremos acallar las voces del ego, para dominar las situaciones anteriormente narradas, en consecuencia mi comportamiento es moral, como lo señala el Octuple noble sendero.

El día común de mi vida lo pasaba semidespierto, golpeado por mi mente atribulada, quería encontrar una puerta con el letrero de salida, para escapar de ese estado corrompido de una vida en decadencia, por eso viene a mi memoria una de las sesiones presenciales como una de esas anheladas puertas, y que se ha convertido en una de las favoritas. Hago referencia al Seminario Internacional de Espiritualidad Interior, que se llevo a cabo el mes de diciembre del año pasado en la ciudad de Guadalajara. Todo fue completo desde las expectativas previas al evento, porque sabíamos que esta sesión en particular seria incomparable con las anteriores porque que nos reuniríamos con compañeros de diferentes localidades y diferentes semestres, también estarían egresados que van por el mismo sendero de la Educación Holista. Ese día llegue al evento con una turbulencia de emociones, por mi malentendido de quienes somos, porque no dejo de ser ego. Esos pensamientos no me permitían estar en paz, en momentos, me hacían mirarme con absoluto desprecio, con todo mi otra parte permanecía ecuánime soportando en silencio la arrogancia de los temores.  En tanto nuestro guía nos hacia un recordatorio de todo lo visto referente al tema de espiritualidad durante los tres semestres anteriores, los términos e ideas se tornaban con un nuevo mensaje, completo, claro y con mucha esencia que antes no había experimentado, el amor divino tomaba vida, sentir que no hay dualidad entre el espíritu individual y el espíritu universal. Estas bases filosóficas habían sido mis pilares para mi meditación en las últimas semanas, que  había dado inicio hace más de un año, con la convicción del renacimiento del ser.

El Dr. Ramón Gallegos Nava, desde un principio hizo la invitación para emprender el viaje hacia el otro lado de la orilla, pero mi pensamiento mecanicista, insiste en la dualidad, esta falsedad irremediablemente sostiene la  impertinencia de hacerme sufrir. Pero en esos momentos percibí que somos el espíritu eterno. Fue una experiencia extraordinaria, después de realizar un ejercicio de meditación, nuestro guía nos pide  volver a la normalidad, algunos no tenemos ningún interés en regresar, nos sumergimos en un éxtasis anímico muy alterado,  al experimentar esta maravillosa energía que surge cuando se realiza esta actividad en un grupo numeroso, poco después uno por uno vamos abriendo los ojos, nos estiramos volvemos a sentarnos sobre el piso y se nos hace la invitación para contar recíprocamente nuestras experiencias. Cuando llevamos a cabo esta actividad pronto me encontré que tengo una nueva perspectiva, observo que si hemos avanzado, ya crecimos. Al vernos reflejados con los compañeros mas jóvenes en este procesó de formación, inexorablemente el objetivo se va cumpliendo porque ya maduramos con los conceptos y las vivencias son más objetivas. La hermosa música que nos brinda el Dr. Gallegos en estas sesiones de meditación nos ayuda a emprender el viaje de introspección, pero  debo confesar que la interpretación de la música en vivo es mas integral, se siente y se disfruta cada nota que hace reverberar a mí ser, ese fue un bonito regalo            

Esta experiencia de vida es muy diferente a la forma de existir que he practicado como un individuo común y corriente durante estos años, absurdamente me sentía orgulloso de llevar una vida plagada de ansiedades y deseos descontrolados, con hábitos y costumbres irracionales. Desde hace mucho tiempo mi verdadera naturaleza pedía ser liberada para que fuera en busca del conocimiento de nuestro propósito en esta vida humana. A lo largo de las pequeñas sesiones prácticas de meditación, por fin mi pensamiento racional percibe como si un extraño entrara a mi hogar con un comportamiento poco común, pareciera que ese extraño estuviera intoxicado por alguna droga, porque no reacciona como estoy acostumbrado. Y me doy cuenta que no sabia cuanto tiempo había ocurrido, ni a donde me he dirigido, habían transcurrido décadas de años perturbado por el hedonismo y el ego. En épocas pasadas había robado momento de vida y paz, después de haber practicado la vida de zombi durante ese tiempo y habiendo purgado la fatídica condena del sufrimiento, llegado el momento, no tenía una ruta de escape, no sabia a donde ir. Mi mente condicionada había alterado mi estado mental produciendo una peligrosa mezcla de miedo, irritabilidad con todo, vacío y en consecuencia sufrimiento. En esos momentos sufría los peores efectos de ese tipo de vida, tenía la paranoia que la felicidad buscada por mucho tiempo se me escapaba de las manos, obligándome a deambular por la vida, opulenta de materialismo, con un arma lacerante y mortífera en mis pensamientos: el ego, huyendo de enemigos imaginarios, que creía ocultos tras una barrera de vanidades y hedonismo.

Estando al lado de mi esposa y mi familia, algo me despertó de mi sonambulismo, cuando dormía placidamente en las comodidades de un mundo materialista y el consumismo, con pensamientos de envidia, odio y celos, que me  mantenían en un estado de esclavitud emocional; ese algo son mi guía espiritual, mi Shanga  y mi practica meditativa, sin ellos estaría perdido, seguiría siendo nada. Parecía que cada día lo vivía como un sueño, cuando abrí los ojos y apareció la silueta de ese extraño que trataba de ocultarse entre mis pensamientos racionales, quise correr para huir, pero la luz de la sabiduría que iluminaba tenuemente mi vida no lo permitió, gracias a la meditación puedo percibir  que la realidad es puro pensamiento y que la Verdad es aquello en lo que no puedes pensar, que solo será percibido con los ojos de la contemplación.

 

Bibliografía

- Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Aprender a ser. El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2004) El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

- Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

 

Maestría en Educación Holista, Ramón Gallegos y Los Educadores Conscientes

Fundación Internacional para la Educación Holista

Maestría en Educación Holista

Luis Rivas Arreguin,

Guadalajara, Jal. México 2011


www.ramongallegos.com
Personas que leyeron el artículo: 121
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy
Última actualización el Viernes, 24 de Febrero de 2012 19:51  


Quienes leyeron este articulo tambien se interesaron por:


Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Follow us on Twitter