Articulos Gratis

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Entretenimiento Viajes y Turismo Los 5 Mejores Sitios para Visitar en Marruecos

Los 5 Mejores Sitios para Visitar en Marruecos

E-mail Imprimir PDF

Marruecos es un país fascinante, situado a un tiro de piedra de Europa y que goza de dos mares, varias cordilleras montañosas espectaculares, una gastronomía deliciosa y una historia impresionante. Su arquitectura, sus tradiciones, sus yacimientos arqueológicos, sus edificios religiosos y sus impresionantes zocos merecen sin duda una visita, así que aquí tienen una lista de algunos de los innumerables lugares de Marruecos cuya visita es altamente recomendable.

     1.       La plaza Jemaa el Fna de Marrakech 

La plaza Jemaa el Fna, que data del siglo XI, es la principal plaza de Marrakech y el lugar más famoso de la llamada Ciudad Ocre. Es una de las plazas más grandes y animadas del mundo. Además, como ha indicado el escritor español Juan Goytisolo en su artículo Las mil y una noches de Xemáa el fna, la plaza es también “el único lugar del planeta en el que todos los días del año músicos, cuentistas, bailarines, juglares y bardos actúan ante un gentío numeroso y que sin cesar se renueva”.

 

Los espectáculos de la plaza son innumerables y curiosos e incluyen, entre muchos otros, encantadores de serpientes, tatuadoras de henna, contadores de historias, adivinos, escribanos, bailarines travestidos, acróbatas, marabouts o maestros espirituales exponiendo sus enseñanzas, dentistas ambulantes, aguadores, domadores de monos de Berbería, músicos de todo tipo, atracciones de feria, magos y comerciantes de pócimas tradicionales.

  2.       Mezquita y Universidad Al-Qaraouiyine de Fez 

Al-Qaraouiyine es una de las mezquitas más importantes y la más antigua universidad aún en funcionamiento del mundo. Su construcción comenzó en el año 857, pero su arquitectura ha evolucionado y crecido a través de la historia hasta convertirse, en los siglos X y XI, en uno de los centros educacionales y una de las primeras universidades del mundo. Varias personalidades de gran renombre estudiaron allí, como los precursores del sufismo Ibn Hrizim, Abou Madyane o Abdeslam Ben Mchich Alami, el reconocido geógrafo Al Idrissi y los filósofos Avempace and Averroes, así como Maimónides y Ibn Khaldoun, entre muchos otros.

 

Hoy en día, la mezquita Al-Qaraouine es la mezquita más grande de todo el norte de África, pudiendo acoger a más de 20.000 fieles. Su diseño es más bien austero, con columnas y arcos blancos y los suelos cubiertos de esteras de caña en lugar de las exuberantes alfombras exhibidas en otras famosas mezquitas. La mezquita consta de 270 columnas que forman 16 naves con 21 arcos cada una, una visión que evoca la majestuosidad y la intimidad de un bosque de arcos, en contraste con la sencillez del diseño de los nichos, el púlpito y el patio exterior, decorados con elegante delicadeza.

 

3.       Volubilis

 

Volubilis es una antigua ciudad romana situada a orillas del río Khoumane, cerca de la ciudad imperial de Mequínez y considerada por la UNESCO como Patrimonio mundial de la Humanidad. La ciudad se dedicaba fundamentalmente al comercio de aceite de oliva, prueba de lo cual son los numerosos restos de prensas de aceite preservados entre las ruinas. Los restos más espectaculares son sin duda los abundantes mosaicos que decoraban los suelos de las ricas residencias. Pero su conservación es bastante problemática, ya que están expuestos a la luz del sol, al viento y a los visitantes, que pueden pisarlos sin que nada los proteja.

 

En 1946, las excavaciones desenterraron varios bustos de bronce, entre los cuales se hallaba el de Catón de Útica. Otros restos de la ciudad romana han sido revelados, como lo que probablemente fue el cuartel general de Idrid I, just debajo de los muros romanos. En algunas casas se puede ver el plano de estas majestuosas residencias, con su atrio y su impluvium, así como ciertas construcciones dedicadas al baño, en especial cuatro de época romana con hipocausto (sistema de calefacción central) y un hammam del periodo árabe.

  4.       Mezquita de Hassan II en Casablanca 

La mezquita de Hassan II en Casablanca fue proyectada en el lugar de la antigua piscina municipal. Su construcción comenzó el 12 de julio de 1986 y fue finalmente inaugurada el 30 de agosto de 1993. Es la tercera mezquita más grande del mundo (después de las de La Meca y Medina), con un patio interior que puede acoger a más de 120.000 fieles y una sala de oración para más de 25.000 personas.

 

La mezquita fue construida junto al mar y su minarete tiene 210 metros de altura, lo que la convierte en el edificio religioso más alto del mundo. Fue diseñada por el arquitecto francés Michel Pinseau y construida por los mejores artesanos del país, reclutados en todos los rincones del reino. En total, la mezquita consta de 53.000 metros cuadrados de madera esculpida y pintada y de m’as de 10.000 metros cuadrados de cerámica. Las autoridades gastaron alrededor de 575 millones de euros en la construcción del edificio.

 

5.       Chefchauen

 

Chefchauen, también llamada Chauen, es una ciudad situada en las montañas del Rif, al norte de Marruecos, justo al interior de Tánger y Tetuán y a más de 600 metros de altitud. Su nombre significa “los cuernos” en bereber, en referencia a los dos principales picos montañosos que dominan y rodean la ciudad. Fue fundada en 1471 como fortaleza para proteger a su población de los ataques de los portugueses y de los españoles y sus pobladores originales fueron principalmente exiliados de Al-Ándalus.

 

Chefchaouen un destino turístico muy popular, donde más de 200 hoteles pueden alojar a los visitantes veraniegos, la mayoría de ellos europeos, que se dan cita para admirar las típicas casas encaladas en tonos azules, una tradición originada por los antiguos pobladores judíos. Esta encantadora ciudad ofrece también excelentes oportunidades de ir de compras, sobre todo para adquirir artesanía típica de la región, como prendas de lana y sábanas bordadas, así como muchas exquisiteces gastronómicas.

  

De modo que les invito fervientemente a visitar Marruecos y a no perderse estos cinco espectaculares lugares, que constituyen los símbolos de las tradiciones, la historia y la riqueza artística del país.

 Una vez en Marruecos, pueden alojarse en uno de los excelentes hoteles de Marrakech o, mejor aún, en una de las típicas riads de Marrakech, tan cerca de la plaza más fascinante del mundo y en un país que ofrece un sinfín de aventuras cautivadoras. También pueden albergarse en un magnífico chalet en Marrakech o más cerca de las zonas rurales, donde los paisajes son espectaculares y pintorescos y donde la población los acogerá con los brazos abiertos.
Personas que leyeron el artículo: 937
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy
 


Quienes leyeron este articulo tambien se interesaron por:


Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Follow us on Twitter